domingo, 30 de diciembre de 2007

QUE BONITA BANDERA.

Luisa Cuestas es mi bandera de fin de año.
Ella es la certidumbre de la firmeza de nuestros mayores anhelos de toda la vida.
Es una viejita frágil a la que sólo le falta Piolín para ser una abuela amable, de manos con olor a jabón y regazo con olor cocina y dulce de membrillo.
Luisa es seguramente también así.
Pero ha sido y es, para nuestro orgullo, una leona, una madraza venciendo sus miedos, sus magras carnes y sus huesitos jubilados para enfrentarse a quien fuera.
Los de ellos, los nuestros y los que vengan.
Verdad, Justicia, Dignidad, Solidaridad, Integridad, Honestidad, Compromiso, Consecuencia, Militancia, y otros atributos que solían ser de izquierda, están representados en la compañera, madrecita, Luisa Cuestas.
No tengo mejor bandera para enarbolar en el penúltimo día de 2007.

1 comentario:

El Gato dijo...

Don Macu, avance orgulloso por la avenida... mueva esa bandera de un lado a otro, cual portabandera de una comparsa lubola. Esa bandera, que como usted bien dice, lleva los colores de la honestidad, del compromiso, de la consecuencia, de la razón pero por sobre todo, de madre encendida. Avance Macu... avance que detrás suyo... venimos todos. Le mando un abrazo enorme y le deseo lo mejor para vos y tu familia. Que así sea. Salud!