domingo, 2 de julio de 2017

Begin the hope

Begin the hope

"Sonheisonhei, que o mundo ia se acabar, 
homem  de cima, Anda bem contrariado, 
Qualquer dia aqui na terra
Vai morrertudo afogado."
Marchinha de Carnaval
I
el desierto es el único lugar
donde el horizonte es un espejo
donde podemos mirarnos 
dentro de nosotros mismos
motas de polvo cósmico
fugaces huellas sobre la arena
algo más que escorpiones 
las heces de las alimañas
o las botellas vacías
junto al fuego
sacamos cuentas del mundo 
que quisimos cambiar
la manzana azul 
que dice Stephen Hawking
estallara en pedazos
en 30 años 
que carajo importa"
gruñe Víctor Cunha
" si no estaremos aquí
para verlo"
II
en este mundo Trump
que nos rodea
las cosas solo están estables
cuando " se llena la nevera"
y en la barra 
solo se apoyan brazos blancos
con varias generaciones 
de quemadores de cruces
en su mirada rubia
que hace bajar la cabeza
a negros y espaldas mojadas
del condado
para estos hombres con pistola
rifles de precisión 
M4 Carbine
y experiencia de combate
en más de cuatro guerras
lo distinto 
siempre es indeseable
porque trae los peores males
automóviles japoneses 
cheques de desempleo
mujeres insumisas 
o los ocho años más negros
de la Casa Blanca
por eso nosotros 
espectros easy River
del Sur
bebemos a la intemperie
lo más lejos posible
de sus bares.
III
A los 13 años
el bueno de Tennessee Williams
escapó de la difteria 
y de la Otra
en su máquina de escribir
" la esperanza que te queda
es usar la imaginación"
le dijo Edwina su madre
pero no pudo escapar
al demonio de Cornelius
el padre brutal que le pegaba
sin que él hiciera nada
el frustrado vendedor de zapatos
que sometió a su hija
a una lobotomia prefrontal
que la dejo incapacitada
para toda la vida
el borracho colérico
que consideraba afeminado
su interés por los libros
que pateaba con saña
cuando legaba a la casa
Tennessee pensaba:
" la única esperanza que me queda
es que este hombre aterrador
se muera"
mientras propongo un brindis
por Thomas Lanier Williams III
Elbio melancólico
toca un blues dedicado a Tennessee
el desierto es un espejo
donde podemos mirarnos.

lunes, 28 de noviembre de 2016

domingo, 20 de noviembre de 2016

Poemas odiozoos

Marianne Arrais, una amiga Paris me envia estos breves textos de Seni Labart que encontró en una carpeta olvidada y que comparto aquí.

Poemas odiozoos

Ornitorrinco

Ornitorrinco
cara de pato
moja
la nutria
......

Heavy

gordA
insufrible.

....

Ojo pequeño
ojo
enano

.........
Avestruz

estira el cuello
en las profundidades
de su necedad.

.......

Abedul

Abedul
ave
tronca

..........

Circa 1996

( hay dibujos a lápiz de Luis Viderbost)

martes, 14 de junio de 2016

Un poeta fueguino.sobre Seni Labart

Ulpidio Morocco

6 de noviembre de 1953
Tierra del Fuego, Argentina
Nació en Tierra del Fuego, el 6 de noviembre de 1955.
Residió en los años sesenta en Buenos Aires donde estudió Licenciatura de Letras en la facultad de Filosofia y Letras.
Reside actualmente en Zapala, provincia de Neuquén, donde trabaja como funcionario bancario
Publicó su primer libro " Palmeando la ira" en 1984.
Su segundo libro " Cielo salpicado de gaviotas" apareció en 1987.
Ha sido becario del Fondo Nacional de las Artes, que permitió que publicara " Cordero patagonico, que lavas los pecados del Sur (2005), "Torniquete " ( 2010) y " Lázaro anda" (2014).


Sobre Seni Labart, una " desconocida" poeta uruguaya


La poesía de Seni Labart, que aparece en blogs y publicaciones de sus amigos, muchos de ellos poetas e intelectuales uruguayos de su generación, es un registro fascinante de la trayectoria del yo femenino, con sus conflictos y contradicciones de identidad, hacia una conciencia feminista.
Mujer independiente de ideologías políticas y de expectativas sociales que no parece reflejarse en su poesía, por lo menos lo conocido de su obra, Seni Labart  esun retrato bastante genuino de las poetas latinoamericanas de finales del siglo XX con sus logros y también con su incansable negociación con lo tradicional y lo moderno de su cultura.

lunes, 6 de junio de 2016

Ali



Nunca me han gustado las corridas de toros, las peleas de gallos o de perros.
No me han gustado nunca los ruedos de violencia estúpida que hacen correr adrenalina y apuestas en algunas personas.
Nunca me ha gustado el box, excepto cuando peleaba Mohammed Ali.
En sus puños poderosos,en su cara de muchacho bonito, en sus bailoteos en el ring,se afirmaban las reivindicaciones de una época.
Ali peleaba contra el racismo y contra un sistema que se imponía a sangre y fuego sobre los pueblos( " estos vietnamitas no me han hecho nada, nada tienen que hacer los EEUU en el Sudeste asiático").
Por negarse al reclutamiento le robaron la Corona que había ganado rotundamente en el ring,como antes había peleado por su vida en las calles.
Le aseguraron que lo pondrían en una oficina, que no correría riesgo alguno y que incluso podría entrenar si aceptaba ser movilizado por el ejército y volvió a negarse.
Ali no quería que su reclutamiento fuera entendido como una aprobación implícita de la guerra sucia que EEUU peleaba en Viet Nam.
Lo acusaron de " traicion a la patria", lo maldijeron, lo escupieron y en el Sur de Lynch y el Ku Kux Klan quemaron sus imágenes en actos y asonadas racistas.
Pelé, el más grande futbolista de todos los tiempos, pero un " Tío Tom" del deporte, salió a criticar la conducta ética del boxeador.
Ali, por el contrario, nunca salió a criticar a su hermano de raza, siempre dispuesto a la voluntad del amo, ya fuera el gran capital o la dictadura militar entronizada en su país desde 1964( y no me digan que no se podía resistir, recuerden a Sócrates el gran jugador de la verde amarela).
Me despierto este sábado y Sylvia me dice:
- ""Se ha muerto Ali".
Desde  ese momento, me ha invadido la tristeza.
Sus puños golpeaban el rostro de la Norteamérica blanca como las capuchas de los que colgaban " extrañas frutas" en los árboles del Sur nazi racista.
Ali era un puño en alto en los rings que representaba la resistencia de los negros y de los pueblos que luchaban por su liberación.
El lo comprendió instintivamente, porque  no era un político, ni un filósofo o un militante social.
Fue apenas un boxeador, el más grande de todos, que lanzó sus cross más poderosos a la mandíbula del " astuto Norte".
Descansa en paz Ali, memoria eterna para tu coraje y tu grandeza.

martes, 26 de abril de 2016

De " Ontheroadagain"

El hombre de la bicicleta cruza el desierto

entre los cactus y las piedras
pedalea un ciclista de jopo
y corbata de moña
tiene un bigote finito
y una sonrisa de cantor
de radio
la bicicleta tiene un motorcito
italiano que tose asmático
el hombre va sorteando las piedras
y las sombras
con el silbido que me dormía
de niño
con ese hombre
la foto a color y en movimiento
del parque Batlle
mil novecientos cincuenta y cuatro
nos dijimos tantas cosas
durante tantos años
que por último no teníamos
nada que decirnos
en el final
no apreté sus manos de guitarrista
no cerré sus ojos
ni bese su frente fría
ahora está silbando
para sortear espantos
como a sus seis años
cuando fue a comprar vino
para el padre
una noche de lluvia
y él iba saltando
aterrado
entre los sapos
 como a los catorce
cuando el padre los abandono
lo dejo a cargo
de la madre y las hermanas
y la Marina le degolló
la infancia
- el espectro amigable
de un niño perdido
que a veces volvía
en sus dibujos de caballos
y aeroplanos-
habrá silbado también
- como un sollozo-
a los veintitrés
cuando nací con los riñones malos
y le dijeron:
" no llegará al año"
pero ahora
no hay nada que temer
el pedalea como en el 54
con el jopo glostora
el lunar al costado
del bigote
con la sonrisa
que me llevaba a tierra firme
desde el encrespado mar de las pesadillas
junto al fuego
los otros cuatro duermen
solo los coyotes y yo
sabemos
que mi padre
ha pasado por la noche del desierto.

domingo, 27 de marzo de 2016

Inédito

Proyecto Ferlinghetti
- On the road again-

..............

"Mis amigos viajan continuamente
porque no les dejaron ni un sitio.
Mis amigos.
Katerina Gógu
Poeta griega ( 1940-1993)

.....................

" El movimiento Beat, centrado en torno a City a Lights, la librería y editorial del poeta Lawrence Ferlinghetti, fue un iman para muchos parias e intelectuales( de pleno derecho o aspirantes a serlo)".
Bob Stanley " Yeah, Yeah,Yeah, la historia del pop moderno"
...................

 "Oh el mundo es un hermoso lugar
para nacer
si no te importa demasiado
que haya cabezas vacías
en los más altos cargos
o una o dos bombas
de vez en cuando
sobre tu cabeza"
Lawrence Ferlinghetti

" A Coney Island of mind"


 .................




Mother Road


“Somos hijos de los viajes de otros tanto como de los que hicimos”

Beatriz Sarlo


la ruta 66
Un fantasma de 4000 kilómetros
se extiende hacia el oeste
la pista de motoqueros y colonos
solo existe en señales históricas
y chapas de souvenir
de los drugstores y las gasolineras
lejos del hogar
haciendo 300 kilómetros diarios
por la ruta espectral
- " con blandos anuncios
representando imbéciles ilusiones de felicidad"-
vamos hacia el oeste
para ver al último poeta Beat
de noventa y seis años
que sobrevive a un siglo de espanto
y de baratijas.
.........


Citty light books

en una Van imposible
hemos dejado atrás
la Gran Vía de la Desolación
y somos un coro de poetas
aullando en el desierto
elder silva rivero
- de colonia lavalleja,
salto oriental-
es un tico- tico
saltando en el asiento trasero
Víctor israel cunha
- de Tacuarembo, si te parece-
va ceñudo contra la mala poesía
pero bien dispuesto
a intrigas asaltos y aventuras
Luis Pereira Severo
- de santa Isabel de Paso de los Toros-
el más negro de todos
esta entrompado conmigo
porque no lo incluí
en el primer intento
" ¿ dónde había que sacar el ticket
para ir?
me quede agitando desde el alambrado
pero fuera de juego"
rezonga Pereira
" que conste que ahora voy
bajo protesta"
pero aquí vamos de nuevo
-ontheroadagain-
por la ruta perdedora
tras el apóstol Lawrence Ferlinghetti
conduce Elbio Rodríguez Barilari
- de los confines de Malvin-
que conoce el terreno y la memoria
y además le gusta conducir
en los parlantes del auto suena el Darno
- eduardo para nosotros-
flasheando unos versos cantados
que nos vuelven otros
mil años mejores
- " city lights books"
dice elder
" es como Las Vegas
la ciudad Esmeralda
de la poesía
para nosotros cinco"
- " Lo de las Vegas me gusta"
dice Víctor Israel
" al fin y acabo
el mundo es un paño verde
en el,fondo
todos somos un poco jugadores
y además está bueno
hacer algunas trampas".

..........

sábado, 26 de marzo de 2016

Inédito de Proyecto Ferlinghetti

You can't always get what you want

en un recodo del camino
un cartel luminoso invita a detenerse
un bar de barras y estrellas
" está como estaqueado
en medio del camino"
dice Víctor Israel
y los demás pensamos
que hay que cargar
agua para el mate
y descargar también
" cambiar las aguas"
dice Pereira
y se queda congelado
en una mesa hay un tipo
parecido a Varlota
una suerte de Levrero yanqui
con gruesos lentes
y una protuberancia en la cabeza
está fumando
y marca en una planilla
los cigarrillos que se fuma
avanzo hacia la mesa
le pregunto por una gasolinera
el tipo se seca una lagrima
metafísica
y me mira fijamente
sus ojos me dicen
" soy yo, caballo perdido
¿ no me reconoces?
los milagros no se hacen
con efectos especiales"
- recuerdo que una vez
el turco Nathan
subió a un ómnibus
con su niña de la mano
ella le dio un tironcito de manga
diciéndole: " ahí está Levrero"
y estaba
a pesar de que ya había muerto-
los ojos del tipo del bar
cantan:
" You can't always get what you want"
Levrero dice entonces:
" si queres que suceda,
sucederá,
solo tenes que contarlo bien"
-una ceja se arquea
como un gato-

martes, 1 de diciembre de 2015

Memoria de Manuel Capella.



Manuel Capella es mi amigo y compañero desde los lejanos días de 1972, cuando yo hacía un programa en CX 42 Radio Vanguardia, estudiaba en el IPA y sentía que " había llegado la hora d caminar".
Desde una noche en el programa de Marta Nelly en la que conocí al Gallego y a su mama,hubo
 un lazo de amistad que se mantiene estrechamente atado hasta hoy.
Viví con Manolo el día previo a su salida al exilio, en un tristísimo mediodia con milanesas y vino y Manolo cantando: " aquí la palabra tiene mejor destino/ que ser canción moribunda en un escondrijo"( creo que la letra era de Nacho Suárez.
Y tuve la suerte de vivir también los días de su desexilio cuando lo encontramos con Pablo Escobar en Buenos Aires.
Habíamos ido allí enviados por Cinco Días, primer diario de oposición a la dictadura, que fue clausurado pocas horas después de nuestra salida de Montevideo.
Teníamos solo los pasajes y unas chirolas en moneda argentina, no teníamos donde dormir y tampoco donde cenar.
Creo que recalamos en algún bar de Corrientes y comimos pizzas y tomamos algún vino con otros compañeros( me parece que estaba Yabor, un moreno percusionista uruguayo que nunca más vi y alguno más que no recuerdo ahora).
Seguimos después con Manolo,porque basto que el supiera que no teníamos donde dormir, para que nos intimara con su vozarrón a acompañarlo.
" Vengan conmigo, se acomodaran en algún lugar donde yo estoy parando".
Era un apartamento en un lugar relativamente céntrico en el cual, cuando llegamos, había una tremenda fiesta.
Con Pablo no queríamos otra cosa más que un lugar donde tirarnos a dormir.
Estábamos muy cansados, pero también angustiados porque los compañeros de Buenos Aires nos decían que no podríamos volver hasta que la circunstancias de la clausura de Cinco Días quedaran un poco más claras.
El apartamento era una bacanal, la anfitriona,una mujer de enorme escote, nos saludo mientras bailaba con música de los Van Van.
Pablo y yo nos tiramos debajo de una mesa y nos dormimos.
Junto a Manolo Capella, he vivido muchas cosas, luchas, sueños, historias para llorar y otras para cagarse de risa.
Pero quiero recordar una que me hace sonreír hasta hoy.
Unos amigos de Manolo le dejaron un loro para que lo cuidara y él accedió enseguida.
Un loro no es un perro, ni un caballo que por ahí requieren mayor atención y cuidados.
Un loro es un ave enjaulada que solo requiere la comida, agua limpia para beber y que le cubran la jaula por la noche.
Precisamente, la primera noche Manolo que casi no había sentido al loro en todo el día, se levanto a inyectarse su dosis de insulina porque padecía diabetes.
Esta era una operación nocturna que Manolo hacia mecánicamente a oscuras y sin mayor dificultad.
Pero esa noche, en medio del silencio, se oyó una voz extraña que carraspeaba y decía: "¡ Manolo!
Manolo sorprendido por la voz de aquella extraña entidad que lo llamaba con un tono entre irónico y meloso, se espantó y se dio tremendo golpe en la cocina.
Prendió la luz, completamente dolorido, y el loro agitaba sus alas y decía "Manolo" en varios tonos distintos.
Capella sintió que el loro se cagaba de risa de el.
Durante el tiempo que duró la estadía del loro, Manolo lo puteaba y me decía a mí que no veía la hora que se lo llevaran.
El loro estaba siempre presente en nuestras conversaciones telefónicas.
Hasta que un día se lo llevaron.
Cuando me encontré con Manolo, lo vi medio tristón y como preocupado.
"¿Te pasa algo Manolo?"
-" No", me contestó.
" Sucede que aquel loro que me dejaron para cuidar, aquel por el que me golpee en la cocina....Bueno, se lo llevaron.
Y ahora lo extraño al hijo de puta".

Lejos de las lunas de Saturno
cerca de un mundo atravesado por dudas
y la crueldad de los hombres
una melodía recorre la cada
como la sombra de una mujer
Sacude las cenizas del alma
y despabila al pájaro cantor
que duerme
en el desván de la vida cotidiana.

Tarros



Imelda Marcos, la mujer del dictador de Filipinas Ferdinando Marcos,  tenía más de un millar de pares de zapatos.
Elena Ceausescu, la mujer del conductor Nicolae Ceasescu, así se autoproclamaba el dictador rojo de Rumanía, tenía cientos y cientos de pares de zapatos.
Mi abuelo Cassiano, un zapatero remendón del Brasil, tenía un solo par de zapatos para los domingos, y una vida entera de zapatillas.
En Auschwitz-Birkenau, infame campo de exterminio de los nazis, te quitaban sus zapatos al llegar y si estabas en la fila de los que sobrevivirían, un tiempo, te tiraban zapatos desde una trágica pila de calzado, de cualquier numero y a veces del mismo pie.
Dos parientas mías de avanzada edad, sufrieron la amputacion de un pie por temas circulatorios.
Una el pie derecho y la otra el pie izquierdo.
Esto motivaba un comentario de humor negro en las reuniones familiares: " qué lástima, si calzaran el mismo número podrían comprarse un solo zapato para las dos".
No exagero, ni hago literatura, este comentario se lo oí a un tío político,por primera vez, en el cumpleaños de 15 de mi hermana.
Y lo volví a oír cada vez que aparecían en fiestas y reuniones familiares.

domingo, 16 de agosto de 2015

Poema inédito de Seni Labart




Tiempos

a los 17 fume mi primer porro
escuchando a ravi shankar
en un galpón en Peñarol
- semanas antes allanado
por las fuerzas conjuntas 
en busca de los secuestrados
por los tupamaros-
10 minutos después de fumar
me puse a bailar estúpidamente
como harold lloyd borracho
- papa una madrugada en Colon-
o como Seni fumada
a los 27 mi viejo a quien yo no veía
vino a casa y abrió con su llave
para que viéramos 
que la casa seguía siendo suya
llego y llovía
el era parte de la lluvia
con su impermeable mojado
y sus odiosos zapatos acordonados
encharcando el living y la cocina
" si no te vas, vas a terminar en cana"
" ¿ pero si yo no estoy en nada, 
soy nada y me importa todo nada"
" si, pero tus amiguitos están hasta las bolas"
- y se crispo porque el nunca decía palabrotas
ni vulgaridades-
tres días y ocho horas después
me fui a París 
- me vine acá y encontré esta ventana
en puerta d' Orleans 
que mira a la calle 
en la célebre mis cuarenta años
con vino y una amiga marroquí
lesbiana y negra
-  ella pensaba 
que me llevaría a la cama-
pero ese día me diagnosticaron Cancer
se lo conté 15 minutos y una copa
después que llegara
" no te queda mucho tiempo"
me dijo y me beso en la boca
¿ no me queda mucho tiempo?


Seni Labart ( 1957-19988)
Poeta uruguaya 

domingo, 2 de agosto de 2015

Una dimensión del asco.

Una dimensión del asco.
Estos días he oído algunos comentarios respecto a un cierto libro del ex tupamaro Amodio Perez quien en su momento fue un referente de esa organización.
No voy a aquí hacer criticas oportunistas, ni voy a hacer escarnio del pasado de muchos que quiero y que pagaron con sus huesos y sus tripas su participación en la insurgencia armada.
Estoy, como en mi juventud, muy lejano de las posturas ideológicas y filosóficas que puso en armas a muchos muchachos y muchachas urgidos por sueños de justicia y de equidad.
Estoy como siempre del lado de los mayoritarios en todos los aspectos, los que quieren vivir en una sociedad de la diversidad que albergue a socialistas , colorados, batllistas, blancos, wilsonistas,independientes.
Una sociedad plural que haga de las diferencias no un punto de fricción sino por el contrario un punto de entendimiento.
Una sociedad que camine multicolor y rantifusa a paso de persona, civil, que ya lo dijo el viejo Onetti " de uniforme ni un portero".
En el Uruguay de lis 60, transido de dolor, hubo muchos que optaron por el camino de las armas, porque como creían como el viejo Mao " que el poder nace de la boca del fusil"( para mi que escucho a Bob Dylan y a Patti Smith, " power to te people", el poder reside en la gente, sin pistola en la cintura.
Perdí a muchos amigos y amigas de juventud, que cayeron en escondrijos y combatiendo.
Tuve muchos compañeros y compañeras que conocí en el movimiento estudiantil y que eligieron la violencia como herramienta para cambiar la vida y al país.
La vida y el país cambiaron, pero la verdad creo que ellos hicieron poco para que eso sucediera.
La inmensa mayoría de ellos paso por el infierno y aun los que sobrevivieron a todas las atrocidades conocidas, puede decirse que también pagaron con sus vidas por las secuelas que cargan en sus años maduros.
Este señor Amodio Pérez vendrá y sacudirá el avispero y como buen carroñero hundirá sus colmillos en las partes blandas de los comandantes de la derrota.
Este traidor contumaz, debo decirlo en relación a su organización porque es ajeno a las demás organizaciones populares, sacudirá la siesta de algunos de sus ex camaradas de armas.
Dirá mentiras, medias verdades y hasta algunas verdades que desconocemos.
En esta hora de mi edad, acompañado por la humanidad de Erasmo, Gramsci y Escohotado( entre otros espectros amigables que me visitan) pienso en los muertos y en los sobrevivientes de una época de hogueras y de espanto.
Un demonio vuelve a emporcar el aire del país y su gente.
Siento asco, mucho asco.