sábado, 12 de enero de 2008

ANGEL GONZALEZ SE FUE DE GIRA.


Ché brother: En la noche del viernes para el sábado, en un sanatorio madrileño en el que estaba internado por un problema respiratorio, muríó a los 82 años mientras leía, el llamado "poeta del compromiso y la pasión", uno de los más importantes poetas españoles de la segunda mitad del siglo pasado. El gran Ángel González (Oviedo 1925).
E l que escribió "Hay mañanas en las que no me atrevo a abrir el cajón de la mesa de noche / por temor a encontrar la pistola con la que no me atrevo a pegarme un tiro......Hay mañanas que no deberían amanecer nunca / para que la luz no despierte lo que estaba dormido,lo que mejor estaría dormido / y aún en el sueño vela, acosa, hiere...". El anciano joven, lúcido y barbado, trasnochador, entregado y con la mirada abierta de sus ojos glaucos, cerraba su Otoño y otras luces del 2001 con "...aquella luz que iluminaba todo / lo que en nuestro deseo se encendía / ¿no volverá a brillar?".
Que descanse en paz o que se revuelva divertido si es lo que le place esté donde esté.
Aqui van, a modo de burdo homenaje, una foto reciente del poeta asturiano y una grabación beoda del poeta entonando a dúo con su amigo Joaquin Sabina, unas desafinadas canturrias mexicanas con público a favor.
Un abrazo hermanito, desde una tarde de sábado valenciano con tenue frío magrebí, humedad mediterránea y sin embargo, sol de Sorolla.
Esteban Leivas
¿Qué más puedo decir?


boomp3.com

1 comentario:

rossana dijo...

Llegué hasta aquí por total casualidad. Me encantó el blog, Macu, y puedo hablar de él en general, porque lo estuve recorriendo, hasta casi el inicio en el 2007. Confirmo lo de siempre de tí. Con mucha generosidad, hablás más de los demás, que de vos mismo. Cada nota es un acto de entrega, un homenaje o una celebración a un hermano o hermana del alma. Cuando uno te lee, lee a mucha gente; comprende y aprende y se apasiona por lo que vos contás y preservas de la desmemoria con prolija pasión. Los amigos que se fueron de gira tienen el privilegio de que seas su vocero. Casi infarto cuando vi la foto del prematuro...Te sigo leyendo. Un abrazo para tí, otro para Silvia, enormes ambos.