lunes, 12 de enero de 2009

Ché Comandante, amigo.



Me cuesta, Ernesto Guevara, asir tu imagen al ícono de las t-shirts de los muchachos y de las muchachas que pasean su rebeldía en el pecho.
No puedo, pero también sé que, de algún modo, que también estás ahí.
Ah, hermano Chancho, rugbier del corazón anchísimo, solidario motociclista, conductor de hombres, mirando el cielo empañado de un mundo de canallas y de canallitas, me refugio en las canciones. Ah, si vivieras...
Porque, aunque como dijo el poeta ¨el poeta eres tú¨, de algún modo, también estás en ellas, querido Comandante.

video

No hay comentarios.: